Los viajes llenan a cada persona de una forma diferente. Pueden suponer el crecimiento personal de cada uno mezclado con experiencias inolvidables que dejan huella y que no se olvidan jamás.