Reflexiones, relatos, pensamientos, cosas que decir, cosas que callar, transparente, claro, sincero, sin medias tintas…

Hace tiempo descubrí que muchas veces resulta muy complicado expresar aquello que quieres a través de la voz y que, quizá, la escritura es la mejor vía para decir aquello que se siente. Las palabras, aquellas que componen nuestro día a día y las que te pueden llegar al alma, son la mejor arma para llegar al fondo de cada pensamiento, de cada ilusión y de cada sentimiento.