Siempre he tenido problemas con los labios en invierno. Siempre he sufrido de cortes, de tenerlos secos…y siempre he ido en busca del lipstick perfecto.

Donde vivo hace un frío seco y si encima le añades que los labios se te cortan con facilidad, pues tienes la fórmula perfecta para no estar a gusto con tus labios en invierno. Es por ello que empecé a buscar un lipstick que me hidratase bien los labios, que tuviese algo de color pero que no fuese ni pastoso ni muy pegajoso.

Probé mil y un lipsticks y nada. Probé con marcas buenas, con las asequibles… y me quedaba igual. Incluso, llegué a probar un truco que consistía en aplicar un poco de cacao en el labio y, a continuación, el labial pero no, no funcionaba. Si no se quedaban recargados por el exceso de brillo, perdían el color enseguida o me resecaban aún más los labios y por lo tanto, tenía que deshacerme de ellos.

Después de buscar por fin los encontré. Digo los encontré porque son de dos casas diferentes. La primera de ellas Astor y la segunda L’Oreal.

Por un lado, Astor sacó una gama de gloss bajo el nombre “Perfect Stay 8h” y la verdad es que me encantó. Te hidrata los labios y no queda pastoso ni con exceso de brillo. Además, aguanta esas 8h e incluso, creo, que un poco más. Yo, personalmente, para probarlo escogí el color “012 sweet wood” que es un tono rosa muy clarito con tendencia al nudo y me enamoré de él inmediatamente. Por lo tanto, decidí probar con un tono más rojo a ver cómo quedaba sobre los labios y me decanté por el tono “020 vibrant mauve” y he de decir que me sorprendió porque no queda como un rojo pasión pero tampoco es apagado por lo que resalta los labios sin llamar demasiado la atención. Ideal para el día a día.

Por otra parte, L’Oreal me cautivó con una barra de labios cuya textura es muy similar a la de un cacao de tubo normal. Además, la gama de tonos que más resaltaba era la de rosas porque tenían una característica en especial. El tono que escogí fue el “231 sepia silk”. Es un tono que a simple vista te imaginas que quedará un poco extraño porque peca de oscuro pero al aplicarlo es como un nude un tanto oscuro y al llevar un poco de brillo resalta.

Sin duda, si tenéis el mismo problema que tengo yo, os los aconsejo. No obstante, hay que tener en cuenta que no todos tenemos la misma piel ni los mismos gustos

Besos.

L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *