Aquí estoy. Sola. Mirando a mi alrededor. Observando a la gente pasar. No me ven. No se fijan. Andan mirando sin mirar. Pensando sin pensar.

Frío. Escarcha. Se ha perdido el calor. Se ha evaporado. Se ha perdido la ilusión. No tocan, no llegan, solo pasan. Quiero contacto. Que todo vaya a una voz. No quiero el hielo, la envidia, la desilusión.

Quiero que se fijen, que vean, que sientan, que toquen, que sostengan, que ayuden y que no pasen sin saber por donde, que no finjan que no te han visto. Que sepan que estás ahí.

Despertar. Sí. Levantarse gritando. Que nos escuchen. Que se rompa el mundo si es necesario. No detenerse. Caminar sin mirar atrás. Ser fuertes, valientes. Ser tu mismo.

Dejar que todo caiga. Se desmorone. Reconstruirlo. Reinventarlo. Modificarlo. Cambiarlo. Hacerlo. No dejando para mañana lo que pudiste hacer en el día de hoy.

Besos.

L.

Fotografía: Óscar Rubio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *