Bueno, acabemos el año descubriendo un poquito más de mi.

Las tortugas. Me encantan las tortugas tanto por lo que representan como por aquello que esconden. Hace muchísimo tiempo que me atraen y es que me encantó descubrir todo lo que esconden.

Es un animal muy peculiar que a la vez de independiente también es familiar. Además, representa la sabiduría y la longevidad, ya que se trata de uno de los animales más longevos de la tierra puesto que viven muchos años. En cuanto a la sabiduría está claro que cuanto más se vive más experiencias y por ello más recuerdos y hechos de los que aprender.

Es por ello que decidí tatuarme una tortuga. Para recordarme que todo aquello que vivimos se traduce en experiencia y en recuerdos que nos hacen aprender de los errores. Y es que cuando sale algo mal no hay que pensar que ahí se termina todo o que eres un desastre sino que será una experiencia más, algo de lo que aprender, algo que ya no repetirás (en el que caso de que sea un error) o algo que la próxima vez que lo hagas te saldrá mejor.

Feliz año!

Besos.

L.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *