Bueno, ahora que se acercan fechas donde nos da por comer dulces, ya sean mazapanes o turrones he de comentaros que durante el puente de diciembre pude asistir a una feria que tuvo lugar en Jijona (para aquellos que queráis conocer un poquito más de esta ciudad os dejo el enlace aquí), conocida por el nombre Feria del turrón.

Y es que allí se reúnen todos aquellos que se dedican al mundo del turrón, del mazapán, de las garrapiñadas…En fin, aquellos que elaboran todo tipo de dulces de navidad. Además, Jijona es conocida por ello como la tierra del turrón. Aunque hay que destacar que Jijona no solo es conocida por el magnífico turrón sino que también se la conoce por los helados. Todo ello debido a la existencia milenaria de los pozos de nieve. De hecho, la elaboración del helado se lleva practicando nada más y nada menos, que desde el principio del siglo XX. No obstante, volvamos a lo que os estaba comentando, el turrón.

El turrón, para aquel que todavía no lo conozca, es un dulce de origen árabe compuesto principalmente de azúcar, miel y almendra y es que a parte de ser uno de los protagonistas al final de las comidas y cenas de navidad también conquista cualquier corazón con su dulzura.

Cuando llegas allí, todos los stands de la feria están colocados en la avenida central donde puedes, aparte de adquirir los productos, degustarlos. Turrones hay de todo tipo: duro, blando, almendrado, de yema, a la piedra… y en cuanto al campo de los mazapanes captaron mi atención unos en especial; como son los de sabores, es decir, podías encontrar tanto mazapanes con sabor a fresas como de naranja. Todo ello por no señalar que también podías encontrar el famoso turrón 1880 conocido como “El turrón más caro del mundo”.

Sin duda, una feria donde puedes conocer todos los dulces típicos de la navidad y, además, irte de allí bien cargadito para no quedarte sin el postre estas fiestas.

Besos.

L.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *