Hoy os invito a que me acompañéis a jugar al golf. Bueno, más bien a qué leáis cómo fue esta final de la XV edición del Torneo de Golf que celebra Onda Cero.

Este año he tenido el placer de asistir a dicho torneo y a decir verdad fue una experiencia muy grata. He de reconocer que no había estado jamás en un torneo, exceptuando en la semifinal que se celebró en el Alicante Bonalba Golf Resort & SpaGolf y el cual fue una pasada. Pero centrándonos en el Beach & Golf Resort – Oliva Nova primero, ubiquémonos.

Este impresionante (porque lo es) campo de golf se encuentra situado a las afueras de Oliva, una ciudad de la Comunidad Valenciana. Lo primero que llama la atención de este complejo es sin duda las vistas y es que, desde el edificio central se puede observar todo el campo de golf, toda una llanura verde que sin quererlo te transporta a otro lugar. Además, tienes la oportunidad de ver cómo juegan los golfistas y cómo calculan su estrategia para meter la bola en el hoyo.

En el evento tuvimos la oportunidad de disfrutar de uno de los programas principales de Onda Cero como es Gente Viajera conducido por Esther Eiros. Además, tuve el grandísimo placer de conocerla y he de reconocer que es una persona magnífica y muy cercana.

Y qué decir de la comida que nos sirvieron en el catering. Partiendo de una rueda de quesos (que estaban riquísimos, en especial uno que contenía naranja y chocolate lo que daba un tono dulzón) y pinchos de fruta para empezar y terminando en unos Gintonics patrocinados por Schweppes espectaculares. Entre los manjares he de destacar las Ostras Gillardeau, un delicioso aperitivo que le recomiendo a más de uno. No puedo dejar atrás a los demás, por supuesto como la croqueta de chirrión en su tinta o los taquitos de jamón serrano y bechamel. Por no olvidar el plato principal como fue los diferentes tipos de paella, tanto valenciana como de marisco y la clásica fideuá (todos espectaculares). Y como he comentado anteriormente, para rematar el fantástico día un digestivo o una crema de anís de Nugolet.

Sin duda una experiencia más que grata y que vale la pena vivir, al menos, una vez en la vida.

Besos.

L.

 

Nota: Imágenes extraídas de Google images.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *