Hay que ver lo que curioso que es el ser humano.

Personas. Bonita palabra. En concreto y sin ir mucho más allá es aquella que describe al ser humano como algo capaz de comunicarse y de hacer cosas increíbles. Personas. Hay de muchos tipos pero cada una tiene su esencia, su virtud, su defecto, su sabiduría pero también un ápice de ignorancia. Somos seres de costumbres no acostumbrados a vivir solos. Requerimos compañía y cuando no la tenemos la buscamos. Es cierto que, quizá, unos la buscan con más ansia que otros y también es cierto que se piensa que unos la encuentran y otros que no pero ¿qué es la compañía?

Unos dirán que es lo contrario a la soledad (cosa que es cierta) y otros, sin embargo, dirán que no es algo imprescindible en la vida de alguien. Pero fíjate. Fijaos bien. A nadie le gusta sentirse solo. Todo el mundo, toda persona, necesita de otra de una forma u otra. Necesitamos sentirnos apoyados, respaldados, que alguien nos escuche, que alguien nos deje bien fijos los pies en la tierra y que nos digan lo que hacemos bien o mal para autocorregirnos y ser mejores. Estamos conectados nos guste o no y es lo que hay y cuanto antes lo asumamos, queridos lectores, mejor.

Pensémoslo así. Nos llamamos animales de costumbres, somos civilizados (vale, unos más que otros) pero somos personas. Somos personas que aunque pensemos que no estemos unidas, si lo estamos. Aunque simple y llanamente sea por una palabra en común. Personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *