Sé que he estado un tanto desaparecida pero quería esperarme a que entrase un poco más el otoño. Quizá una de mis estaciones favoritas. El otoño es mucho más que un periodo del tiempo, que un lapsus, que unos meses.

El otoño, digamos, inicia una nueva etapa, se cierra una ventana y se abre otra. Empiezan nuevos proyectos, acaban otros y empiezan a revolotear ideas. Y es que se trata de una estación perfecta, ya que ni hace frío ni calor, hecho que se agradece después de las altas temperaturas que se asentaron por aquí en el verano.

Por eso me gustaría hacer un llamamiento a esos nuevos proyectos, a esas ideas y a esos que quieran ponerlas en práctica. Arriesgad, no tengáis dudas, miedos y posibles contradicciones porque otoño regenera, se lleva la pesadez del verano para traer aire fresco y renovador. Abre todas las puertas y cierra aquellas que te impidan seguir porque seguro salen adelante. Además, como bien dijo Albert Camus “El otoño es una segunda primavera, cuando cada hoja es una flor”.

             ¡Feliz Otoño!

L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *