Después de un fin de semana intenso hoy me gustaría hablaros de una cena con maridaje a la que pude asistir en el Hotel con encanto Masía la Mota.

Empezaré por hablaros acerca de este lugar. Hotel con encanto Masía la Mota se encuentra situado en el parque natural de la Fuente Roja. Se trata de un enclave único que tiene mucho que ofrecer a todo aquel que lo visita. Empezando por las vistas que podemos encontrar en este paraje y finalizando en el trato recibido.

Hotel con encanto Masía la Mota es una “vieja casona” (como llaman ellos en su  web) que fue rehabilitada y reformada con mucho cariño y que hoy en día eclipsa a cualquier visitante. Se encuentra a tan solo cinco kilómetros de Alcoy y su acceso es verdaderamente sencillo. Además, Hotel con encanto Masía la Mota ofrece un sinfín de actividades como senderismo, ornitología, barranquismo o montar en bicicleta entre otras.

No obstante, otro de los detalles a tener en cuenta es la tranquilidad y paz que se puede respirar disfrutando de un atardecer único y que, seguro, erizará cada poro de tu piel.

Volviendo a la Cena con maridaje he de deciros que fue espectacular, desde el trato recibido hasta los vinos que pudimos degustar. Es cierto que hacía un poco de frío, ya que por Alcoy ya han descendido las temperaturas y en alta montaña todavía se nota un poquito más, pero no hay nada que una buena manta no pueda arreglar.

La cata corrió a cargo de Bodegas Valdelana y la verdad es que fue una cata muy particular. Después de la cena a cargo de Hotel con encanto Masía la Mota a base de tapas frías ycalientes (que estaban  riquísimas, por cierto) nos sentamos en el patio central para empezar la degustación.

Como he comentado anteriormente, fue una cata singular, ya que cada vino estaba vinculado a una constelación.
Por ello, se apagaron todas las luces y pudimos disfrutar de un cielo estrellado magnífico. Además, como guinda del pastel las copas que nos facilitaron se iluminaban cuando el vino tocaba su fondo. Cada vino con su particular sabor y aroma, alguno blanco, otro tinto, otro con pétalos de oro y un cava que refrescaba el paladar. Sin duda, una velada magnífica y es que como bien dice una frase típica de la Provenza “Un día sin vino es un día sin sol”.

 

Os animo a acercaros a este sitio sin igual y a realizar este tipo de catas, ya que más de uno se quedará sorprendido.

L.

2 comentarios en “Cata en Hotel con encanto Masía la Mota”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *